Carta al amor perdido, pero infinitamente anhelado

Hola Vane. Dioses, no sabes cuanto te extraño. Se que te ha ido relativamente bien y que bueno, estás saliendo de las pesadillas del pasado. Afortunadamente, creo que coincidimos en eso… Estoy (aparentemente) en un momento tan bueno y lleno de proyectos que no se ni como ha pasado.
.     
Tengo 3 libros en puerta de publicación (¡Cielos, ahora SI soy un escritor!), mi fin de carrera, ofertas de trabajo, el americano y mil cosas más. También he sufrido traiciones familiares, de amigos (o gente que yo creía amigos pero no) y otros fantasmillas que no he sufrido, pero si han sido como piedras molestas en el zapato.
.
Me extraña mi entereza (si,soy bien humilde jaja). No se como he avanzado, aprendido y hecho tantísimas cosas, con esta espada que tengo clavada en el corazón. No pude evitar notar tú foto, que parece una linda muñeca de porcelana; no pude evitar llorar al verla. ¿Por qué? Pues así me siento: sonriente, lleno de fuerza y alegría, y sin embargo… frío como la porcelana, muerto como un muñeco.
.
Espero ese no sea tu caso y simplemente haya sido un adorno (que por cierto, te queda hermoso), y no una cara correspondiente con una realidad atroz que no se puede más que ocultar detrás de la estética. He reído, he bebido, he comido, he amado (más bien, mi cuerpo ha amado), he hecho y deshecho, pero aún así, ¡frío como la porcelana, muerto como un muñeco!
.
No te diré que lloro todos los días, pues no lo hago. Las noches, son otra historia. No te diré que no he sido amado y querido, pues si lo fui… Si yo he amado, es otra historia. Espero que tú estés bien, pues aquí, todo está lleno de luz. Una monótona luz y una falsa paz, que me llenan de repulsión y ganas de volar a otro mundo, de volver al tiempo en que lloraba todos los días por tíi pero al menos, me sentía vivo al saber que estabas al alcance de mi teléfono.
.
Tengo una foto nuestra colgada en la pared, ¿sabes? Cada semana le enciendo una veladora (costumbre producto de mi breve formación religiosa y mi predilección a los rituales ígneos), y a diario, mientras me visto, mientras pienso, mientras hago mis deberes o escritos, mientras rezo, mientras juego algún videojuego o pierdo el tiempo… hablo con tu imagen. A ella le he contado más de lo que le he contado a nadie más, y tan solo saber que al abrir los ojos la veré, me da fuerza de despertar en las mañanas.
 .    
La causa está perdida, y eso lo se. Lo que no se, es si es solo una etapa (larga como el invierno más cruel de Poniente, pero etapa al fin y al cabo), o es algo permanente, como es la muerte. Te tengo fe, y te tengo tanto amor, que no se que hacer con él. Te pido una señal, por favor, mi damisela. Solo eso. Te extraño y no sabes cuanto. Como alguna vez te dije: Se que no soy tu sueño de oro, pero puedo trabajar y convertirme en tu sueño de diamante… en el hombre que te amará con ferviente devoción y locura hasta el fin de los días en este y cualquier otro universo.
.
Te amo, te extraño, y aquí estoy. Espero una respuesta. Con toda mi fe:
.
–A.E.B.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s