Cuando el orgullo mata al amor

Hubo un tiempo en que sonreías cuando te decía que me gustabas. Cada ‘te quiero’ se correspondía con una sonrisa y un ‘te quiero’ más. No te tenía, y era feliz. Cuando estábamos juntos, yo estaba en el paraíso. ¿Cómo pude arruinar esos momentos tan hermosos, sólo con mi jodido orgullo?
.
Si el Diablo existiera, le hubiera dado hace tiempo mi alma para volver a ese momento y decirte que si… O para haberte sabido reconquistar antes de perderte… O para nunca haberte dejado ir cuando estabas a mi lado… O para haberte enamorado al mismo tiempo que tu lo hiciste conmigo… O para buscarte y ganarme tu corazón desde incluso antes de haberte conocido….
.
Pero no hay fuerza superior, ni divina ni infernal. Y no importa cuanto tiempo rece ni a quien lo haga, no hay nadie que escuche y yo sigo despertando, un día a la vez, en esta realidad a la que yo mismo nos confiné al usar mi estúpida dignidad en el único momento en que no debí. Mi cuerpo es muy terco para romperse y caer, eso lo ha demostrado varias veces. Mi alma espíritu está atrapado y no tiene ni ganas ni incentivo para salir.
.
Lo único que me queda son fotos de.momentos tan felices que ya ni recordaría, de no tener esas imágenes, que siempre me recuerdan que una vez, yo tuve lo único que he deseado en toda mi vida. Recuerdos de que estuve en el paraíso, y el paraíso eras tu, y te perdí por un error que todos aclaman y me dicen que fue un acierto….
.
Pero yo se que ese error me costó todo mi futuro y que ahora sólo tengo un corazón roto, un amor pisoteado y este rencor contra mi mismo que hace que me repugne mirarme al espejo; pues yo se que del otro lado del cristal, esta el único responsable de que te fueras para no volver. Se que del otro lado del cristal esta el demonio lleno de orgullo que te separó de mi…. El demonio a quien nunca perdonare ni dejaré de odiar.
.
Y tu, no se donde estes, y se bien que no leeras esto, pero te amo y siempre lo haré. Tu has sido el único propósito, sueño y motivo de.ser genuinamente feliz que he tenido. Y es por ello que dedicaré a tu memoria todas las cosas que pueda lograr. Te diría que te dedicaré mi felicidad, pero eso sería como si un mendigo te dedicara todo su oro… Como si el desierto te diera toda su lluvia, o como si este pobre estúpido que te perdió, te dedicara sus esperanzas hacia la vida.
.
Te amo, y espero algún día, alguno de nosotros dos pueda perdonarme. Se que seras feliz y me olvidarás, pero sabe que mientras yo viva, nuestro amor siempre estará vivo en ese lugar, debajo de la.luna y plagado de flores, dragones y finales felices, al que solíamos ir cada que nos tomábamos la.mano. Te amo, mi damisela. Te amo, Vanessa.
.
–Agustín E. Bataz
.
.
Anuncios

Un pensamiento en “Cuando el orgullo mata al amor

  1. Andy Correa dice:

    Increible como algo tan bonito como lo de ustedes puede terminar así de feo… Sin embargo, que bonito lo expresas…. sigue asi.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s